La Fitocosmética aborda la elaboración de productos cosméticos a partir de sustancias vegetales. El valor de los fitocosméticos deriva de su origen natural: son eficaces en sus funciones estéticas y reducen la posibilidad de la aparición de efectos secundarios y suman beneficios para la salud.

No obstante siempre es recomendable el consejo del farmacéutico para prevenir o detectar posibles alergias o incompatibilidades con medicación. El origen natural de los principios activos no exime de una utilización razonable según las indicaciones.

La fitocosmética está basada en la aplicación de principios activos vegetales, una práctica que se remonta a cientos de años en el tiempo y de la que hay ejemplos significativos en la botánica de los cinco continentes. Estos principios se obtienen de las distintas partes de la planta, tallos, hojas, frutos, flores, bulbos… y son seleccionados, purificados y tratados durante delicados procesos de elaboración.

Algunas de las plantas utilizadas para estas formulaciones son las siguientes:

  • Algas Fucus y Laminaria: Utilizadas en formulaciones anticelulíticas por el aporte de sustancias para eliminar grasas. También utilizadas en formulaciones de tipo cosmético ya que aportan minerales necesarios para la piel
  •  Aguacate: Las propiedades del aceite de aguacate son excelentes para las pieles secas y/o alípicas. También utilizado en tratamientos anticelulíticos ya que favorece la penetración de otros principios activos y aporta elasticidad a la piel.
  • Aloe Vera: Sustancia extraída de las hojas carnosas de la planta. Es ampliamente utilizada en el tratamiento de de quemaduras aplicándola directamente sobre la piel. En cosméticos se utiliza para tratar la deshidratación de la piel aportando luminosidad. Aconsejable para pieles irritadas por el sol y sensibles. Aloe Vera - Farmacia Verónica Aznar
  • Caléndula Officinalis: Indicada en pieles sensibles y para pieles de niños tiene propiedades descongestionas, reepitelizantes y calmantes ya que favorece la formación de tejido de la epidermis.
  • Coco: El aceite de coco está indicado para pieles grasas y formulaciones para cabello seco y castigado. Posee un aroma y una textura característica con un punto de fusión alto.
  • Germen de trigo: Tiene un gran contenido en vitamina E, especialmente indicado para todo tipo de pieles expuestas a radicales libres ya que tiene propiedades antioxidantes. También es rico en vitamina A y posee nutrientes para pieles secas.
  • Jojoba: En realidad no es un aceite debido a su carencia de ácidos grasos. Se le llama así por su consistencia líquida similar a la de los aceites. Rico en ceramidas naturales. Aporta gran hidratación tanto a pieles secas como a las grasas.
  • Te Verde: El aceite se utiliza en cremas anticelulíticas por su contenido en cafeína y teína las cuales favorecen la eliminación de grasa localizada. Es utilizado en fórmulas bronceadores ya que estimula la melanina de la piel. Y lo incorporan numerosos complementos vitamínicos por su activación del metabolismos favoreciendo la oxidación de las grasas.
  • Rosas: Sus propiedades son hidratantes y suavizantes para la piel. Se utiliza en tónicos para todo tipo de piel incluidas las más delicadas.
  • Zanahoria: Debido a su contenido en Beta Caroteno es ideal para fórmulas solares. Indicado para piles secas y como reafirmante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This