Como cada año, el contagio de la gripe aumenta en cada época de frío o cambios bruscos de temperatura. No existe un remedio infalible, por lo que todos los tratamientos están enfocados, mayoritariamente, a aliviar sus síntomas.

Entre las formas de contagio más comunes se encuentra el inhalar el virus, intercambiar saliva, el contacto de la boca o nariz con objetos contaminados, etc.

En las personas sanas, la gripe dura de una a dos semanas; sin embargo, una mala atención puede repercutir en complicaciones serias como la neumonía.

 7 Consejos:

Las medidas de prevención que aquí te recomendamos están enfocadas a eliminar o disminuir el contagio del virus. Recuerda que el cuidado de la salud puede mantenerse con pequeños cambios de hábitos.

  • Evitar la gripe. Cómo lavarse correctamente las manosMantén una alimentación sana y balanceada. Puedes aprovechar las frutas de temporada, que además de económicas, poseen vitamina C.
  • Lávate con regularidad las manos. Esto ayudará a eliminar los posibles contagios por objetos con el virus.
  • Evita espacios cerrados con aglomeración de personas. Un buen ejemplo son los transportes públicos, ya que el número de personas es considerable, la temperatura cálida y los estornudos constantes.
  • Ventilar las habitaciones. Este consejo aplica para casas y oficinas. El aire debe circular constantemente.
  • Evitar fumar. Sin duda el tabaquismo favorece la complicación de cuadros por gripa.
  • Dormir adecuadamente. El cuerpo humano necesita tiempo para regenerarse y mantener sus funciones básicas, por lo que dormir de manera adecuada ayudará a tus defensas.
  • No exponerse a cambios bruscos de temperatura. Si te expondrás a temperaturas extremas será mejor que te equipes con accesorios que minimicen el impacto del aire frío en el área del pecho y nariz.

 

Recomendaciones

Como hemos comentado no existen tratamientos contra la gripe que sean completamente eficaces, pues además de que puede ser causada por al menos 200 tipos distintos de virus, éstos cambian su apariencia a menudo (mutan) para burlar al sistema inmune (de defensas) del organismo.

Gracias a los antigripales podemos minimizar los efectos de la gripe o resfriado y mantener nuestro ritmo habitual

Igualmente, es importante subrayar que los antibióticos no son útiles contra el resfriado común (ayudan sólo en caso de infección por bacterias), en tanto que los antigripales no reducen el tiempo de infección ni destruyen a los virus, aunque controlan las molestias mientras el cuerpo elimina a los microorganismos.
Estos medicamentos incluyen componentes que pertenecen a distintas familias:
Analgésicos y antipiréticos. Los más utilizados son ácido acetilsalicílico, acetaminofén (paracetamol), ibuprofeno o diclofenaco, y sirven para eliminar dolor muscular y de cabeza, malestar general, temperatura elevada e inflamación de garganta.
Ya que la ácido acetilsalicílico se ha relacionado en algunos casos de infecciones virales en niños y adolescentes con una complicación llamada síndrome de Reye, caracterizada por lesión del cerebro e hígado, se prefiere que estos pacientes consuman medicamentos con acetaminofén. No obstante, éste último en sobredosis puede causar daño en el hígado, de modo que se debe ajustar la dosis de acuerdo al peso y edad del menor, con ayuda del médico o siguiendo las instrucciones de uso.
Descongestionantes. Disminuyen el flujo de sangre en las vías respiratorias superiores (nariz y garganta), por lo que reducen la inflamación y producción de mucosidad en dicha zona. En este grupo se encuentran sustancias que se dan por vía oral y otras que se aplican en la mucosa nasal, a través de spray; las más empleadas son imidazolina, xilometazolina, oximetazolina, nafazolina y antazolina.
Todos estos compuestos estrechan el diámetro de los vasos sanguíneos (vasoconstricción) y aumentan la presión arterial, por lo que se recomienda que el paciente con problemas circulatorios (con tensión elevada) no los utilice. Además, la administración prolongada de los medicamentos de acción local puede causar lesiones en la mucosa de la nariz, de modo se deben emplear máximo cinco días.

Gripe. Si ya la tienes, los antigripales son una opción
Hasta hace algunos años era común el uso de una sustancia de este grupo, llamada fenilpropanolamina, pero debido a que un estudio de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, mostró que podía aumentar el riesgo de sufrir hemorragia e infarto cerebral (muerte de tejido neuronal por falta de suministro de sangre) cuando se utiliza en medicamentos para bajar de peso, se prohibió su empleo en éstos y también en antigripales dentro de varios países, incluido México.
Antihistamínicos. Bloquean la acción de la histamina, que es una sustancia segregada por el organismo como parte de su reacción de defensa, pero también es la responsable de escurrimiento nasal, lagrimeo, estornudos y dolor de cabeza. Son la mejor elección en pacientes con resfriado común e historia de alergias respiratorias, como rinitis (inflamación de las mucosas nasales).
Dentro de estos compuestos encontramos loratadina, pseudoefedrina, fenilefrina, clorfenamina y bromfeniramina, todos ellos útiles para reducir problemas como generación excesiva de moco, ojos llorosos y cosquilleo en la nariz, pero también en inflamación, congestión y dolor en los senos paranasales (sinusitis).
Otros compuestos menos usados en antigripales, pero igualmente efectivos para aliviar los síntomas del catarro común, son:
Vitaminas A, C y D. Nutrientes de gran relevancia para fortalecer al sistema de defensas del organismo.
Guaifenesina (guayacol). Diluye la mucosidad, por lo que facilita su eliminación.
Alcanfor, mentol y eucalipto. Compuestos naturales que abren los conductos nasales y ayudan a restaurar la piel irritada.
Dextrometorfano. Inhibe la tos.
Cafeína. Estimula al sistema nervioso y ayuda a evitar somnolencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies